domingo, 16 de agosto de 2009

Cambio Planeado

EL CAMBIO PLANEADO.

El cambio planeado implica la presencia de tres elementos:
• El Sistema (en el que se llevará a cabo el cambio). Que puede ser un individuo, un grupo, una comunidad, una organización, un país e incluso toda una región del mundo.
• El Agente de Cambio (responsable de apoyar técnicamente el proceso de cambio). Uno o varios agentes de cambio, cuya función básica consiste en proporcionar al sistema el apoyo técnico o profesional necesario para que el cambio se lleve a cabo con éxito.
• Un Estado Deseado (las condiciones que el sistema debe alcanzar). Un estado deseado, que define las condiciones específicas que el sistema, con la ayuda del agente de cambio, desea alcanzar.

Diagnóstico de la Situación
Incluye todas las actividades encaminadas a lograr una visión clara de la situación, de forma que podamos determinar si realmente existe la necesidad de cambiar y, en caso de que así sea, hacia dónde deben orientarse los esfuerzos de cambio.

Determinación de la situación deseada
En esta etapa se compara la situación actual, a partir de los resultados del diagnóstico, con la situación ideal para, posteriormente determinar una situación deseada. En ocasiones ambas son idénticas, pero muchas veces no. La diferencia entre ésta última y la ideal consiste en lo que podríamos llamar el factor de realismo, es decir, la situación deseada es la que podemos alcanzar, aunque no represente lo óptimo.

Determinación de los cauces de acción a seguir
En esta etapa el promotor del cambio elige y desarrolla los procedimientos apropiados para actuar sobre la situación que desea cambiar, con base en los resultados del diagnóstico y la determinación de la situación deseada.

Ejecución de las Acciones
La puesta en práctica de la estrategia conducente al cambio, en la que también deben preverse los mecanismos de control que permitan verificar periódicamente si el plan es respetado o no, y si la experiencia adquirida indica que se marcha por buen camino hacia el logro de los objetivos.

Evaluación de los Resultados
Analizar los resultados obtenidos para confrontarlos con los objetivos establecidos, a fin de medir el grado de éxito alcanzado y determinar qué factores o influencias explica esos resultados.

Kurt Lewis
Define el cambio como una modificación de las fuerzas que mantienen el comportamiento de un sistema estable. Por ello siempre dicho comportamiento es producto de dos tipos de fuerzas las que ayudan a efectuar el cambio (fuerzas impulsoras) y las que se resisten al que el cambio se produzca (fuerzas restrictivas). El modelo de Lewis propone tres fases para llevar a cabo el cambio planeado: el descongelamiento, el cambio o movimiento y el recongelamiento.
Descongelamiento: Implica reducir las fuerzas que mantienen a la organización en su actual nivel de comportamiento.
Cambio o movimiento: Consiste en desplazarse hacia un nuevo estado o nuevo nivel dentro de la organización con respecto a nuevos niveles de patrones y comportamiento y hábitos, lo cual significa desarrollar nuevas labores, hábito, conductas y actitudes.
Recongelamiento: Se estabiliza a la organización en un nuevo estado de equilibrio, en el cual frecuentemente necesita el apoyo de mecánicos como la cultura, las normas políticas y la estructura organizacional.

Faria Mello
Faría Mello presenta un modelo de cambio planeado el cual divide, en fases o etapas de consultoría. Este proceso es cíclico. La fase de entrada puede considerarse como algo que comienza a acontecer por lo menos en parte, antes del establecimiento del contrato. Es una especie de sub-fase del contacto. Igualmente, la consideran como la fase entre el primer contacto y el contrato inicial. El autor afirma que contacto, contrato y entrada se funden en una gran fase inicial de multi-contactos, precontratos y subcontratos, con diferentes grados de profundidad o como extensión de la entrada.

Todo proceso de cambio implica, para aquel que lo experimenta abandonar hábitos, actitudes, rutinas o costumbres que quizás por años han significado su patrón de comportamiento y que en infinidad de ocasiones están ligados a paradigmas o estereotipos que rigen su conducta, desde la fase inicial, recolección de datos, diagnóstico, la planeación de intervenciones, la evaluación debe considerar la participación activa de todos los actores involucrados en el proceso de cambio.

Lippitt, Watson y Westley (MODELO DE PLANEACIÓN)


El modelo de planeación es un intento que define las etapas de cambio planeado. Fue desarrollado por Lippitt, Watson y Westley y después modificado y perfeccionado.
Los dos principales conceptos de este modelo indican que toda la información debe ser libremente compartida entre la organización y el agente de cambio y que esta información es útil, si y sólo si puede ser posteriormente convertida en planes de acción.


Lippitt, Watson y Westley también tomaron como base la idea del cambio de Lewin y la modificaron para de esta forma identificar 7 pasos:

o Desarrollo de la necesidad de cambio
o Establecimiento de una relación de cambio
o Diagnostico del problema
o Examen de rutas y metas alternativas
o Transformación de intenciones e fuerzas reales
o Generalización y estabilización del cambio, y
o Terminación de la relación consultor – cliente

Valor Agregado
El cambio planeado y sus procesos deberán, principalmente, basarse en los valores de la sociedad a cambiar para lograr congruencia, y ello no implica necesariamente un cambio de tales valores, salvo que quienes cambian tengan en el programa otros, lo cual es, nuevamente, un problema de congruencia. Para lograr cambios efectivos será necesario contar con fuerzas externas e internas.
Internas: Son aquellas que provienen de dentro de la organización, creando la necesidad de cambios de orden estructural.
Externas: Son aquellas que provienen de afuera de la organización, creando la necesidad de cambios de orden interno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada